Análisis del syma x8c

En este caso específico, vamos a conocer al Syma X8C Adventure, heredero del renombrado Syma X5C del que ya hablamos en su dia, y que estimamos que es una enorme opción para aquellos usuarios que desean iniciarse en el mundillo de los drones a un costo admisible o bien que tienen algo de experiencia y desean un dron de determinadas dimensiones y capacidades.

Especificaciones técnicas del Syma X8C.

Aquí tenemos las especificaciones técnicas del Syma X8C:
Marca: Syma
Género de artículo: Cuadricóptero RC dos.4G cuatro canales con cámara gran angular de 2MP.
Modelo: Syma X8C
Colores disponibles: Naranja, Blanco, Negro
Frecuencia: dos.4G
N.º de canales: cuatro canales
Distancia de control : Unos 100m.
Tiempo de vuelo: Cerca de siete-uno minutos (depende de si se emplea o bien no la cámara y de la velocidad).
Género de motor: escobilla con engranaje desmultiplicador.
Resolución Cámara: dos MP.
Vídeo: 720p/ Bit rate: 1.4 Mbps / 16:9 / 30 FPS / Audio PCM 3500 Kbps – 1 canal – 205 KHz – 1 bits.
Imagen: dos mil quinientos sesenta x mil cuatrocientos cuarenta píxeles/ resolución horizontal y vertical de noventa y seis ppp / dos bits de profundidad.
Tiempo de carga: Alrededor 200 minutos
Batería: 7.4V 2000mAh Li-on
Batería transmisor: 4 x AA Batería (no incluidas)
Dimensiones: 50cm x 50cm x uno cm (largo, ancho, alto).
Tamaño de la batería: 9 x 3 x 1.5cm
Tamaño de la caja:: 35 x35 x 1.8cm
Peso del paquete:. Sobre 1856g
El bulto incluye:
1 x Cuadricóptero
1 x Transmisor
1 x Cámara
ocho x Hélices
cuatro x Marco de Protección hélice
cuatro x Cobertor de hélice.
cuatro x Tren de aterrizaje
1 x Batería
1 x Cargador (750mAh)
1 x Tarjeta de memoria de cuatro GB (marca ignota)
1 x lector de tarjetas con adaptador USB.
1 x Destornillador
uno Bolsa con tornillería y tornillos de repuesto.
1 x Manual en Inglés.

A tener en cuenta en el syma x8c.

Los 2 modelos (X8C y X8W) son drones más grandes que el Syma X5C, con lo que tienen más extensión y el diseño nos traerá recuerdos del afamado Phantom 2. Estamos hablnado nada más y nada menos de un dron que tiene un giroscopio de seis ejes y cuatro motores de gran potencia.
Lo mismo que ocurre con el Syma X5C, el S8C o bien el X8W son asimismo válidos para empezar en el fantástico planeta de adquirir drones asequibles, más en el caso de los Syma X8C y X8W, las posibilidades y altura que tienen hacen que sean unos modelos más completos, con los que vamos aun a poder comenzarnos en la grabación de vídeos de tipo aéreos.En el caso del Syma X8C, tiene un radio control de 4 canales que llega a tener un alcance de hasta cien metros. En el mando de radio control es donde se puede activar o bien desactivar, tanto el vídeo como la fotografía, contando con una pantalla LCD con una serie de informaciones donde viene la carga de batería que tiene, el grado de inclinación o bien la cobertura con la que cuenta el dron.
Cuando estamos hablando del mando de radio control, tenemos para elegir 2 modos de vuelo, uno es el veloz y el otro es el lento, todo depende de si somos novatos o bien ya tenemos cierta experiencia. En el caso del Syma X8C-X8W tiene el modo perfecto llamado “headless“, que es el más conveniente para los pilotos que estén empezando o bien que estén volando y deseemos que vuelva de manera rápida. Acá solo con activarlo es simple que vuelva, pues el dron se marcha a orientar conforme nuestra situación y no basándonos en la cabecera del propio dron.En el modelo Syma X8C-X8W, tiene unos protectores de hélices de gran practicidad, aparte de un juegos de hélices para restituir. Si precisas repuestos son de bajo coste y puedes adquirirlos en Amazon por servirnos de un ejemplo.
Este modelo tiene una batería de 7.4V 2000 mil mAh Li-on con una autonomía que fluctúa entre los 7 y los diez minutos, todo depende de si se utiliza o bien no la cámara. Esto causa que sea indicado tener baterías de repuesto para tener más tiempo de vuelo. Las baterías tienen un precio muy adsequible, pudiendo adquirirlas asimismo en amazon.
El Syma X8C-X8W es un modelo que con sus LEDs hacen posible el pilotaje con poca luz o bien nocturno, tanto en la parte inferior como en la superior del dron. El peso acostumbra a ser de unos 600 gramos, protectores de hélices y cámara incluidos.
En tal caso de que instales la cámara tipo deportiva, lo mejor es quitar  los protectores para que podamos conseguir estabilidad. Para instalar la cámara deportiva, solo debes eliminar la cámara que trae y sustituirla por tu GoPro mediante algún accesorio.
La cámara que trae el Syma X8C Venture es una cámara de 2mp HD que tiene una resolución de 2560 x 1440, lo que supone una buena calidad si estamos comenzando en el mundillo de los drones para ver las grabaciones en televisores de alta definición.
El almacenaje de los vídeos es en una tarjeta SD que es insertada en la cámara. En el envío debe de incluir una tarjeta SD de 4 gb y el respectivo lector de tarjetas. Con el envío viene del mismo modo un cargador de batería y un manual en inglés.

Syma X8C Venture. Unboxing y montaje

El Syma X8C viene con repuesto para las hélices y protectores y su montaje no es nada bastante difícil.
El Syma X8C es un dron desarrollado para el empleo por personas de cierta edad pero  lo cierto es que solo nos va a llevar unos treinta minutos tenerlo listo para el vuelo toda vez que nos incordiemos en leer un tanto las instrucciones anteriormente.
Siguiendo las instrucciones del manual, el montaje es bastante simple, consiste en conectar la batería, ponerla en el compartimento, montar la cámara, conectarla, atornillar los cuatro trenes de aterrizaje, y finalmente, montar las hélices (no necesariamente en este orden).Disponemos de protectores que se pueden atornillar a nuestras helices de nuestro Syma X8C.
Singular cuidado requiere el montaje de las hélices, razón por la que se requiere echar un buen vistazo al manual antes de montarlas. El Syma X8C viene con unos adornos para el hueco donde se montan los protectores que deberemos retirar parar introducir el protector de hélice, para más tarde atornillarlos. Hay que tener precaución pues hay múltiples clases de tornillos. Un detalle en favor de fabricante es que tenemos múltiples tornillos de repuesto.
Más indudablemente, el paso más esencial es fijarse que las hélices van alineadas con los motores conforme la letra A o bien B conforme su sentido de rotación, y hay que estar atentos para encajar cada hélice con su motor pertinente para no padecer lo que nos pasó a nosotros, que montamos 2 hélices donde no debíamos y el dron no se elevaba…Cosas de ser algo novatos.
Para montar la hélice, vamos a deber continuar los próximos pasos:
Virar el pasador de seguridad de la hélice.
Sacar el pequeño tubo metálico.
Extraer el pasador.
Encajar la hélice.
Regresar a poner el pasador.
Introducir el tubo metálico.
Virar el pasador hasta hacer click.
Ponemos el adorno de la hélice.En lo concerniente a la calidad de construcción del Syma X8C, debemos decir que tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por una parte tenemos un chasis construido en nylon y plástico de alta resistencia que es capaz de soportar bastante bien los golpes; como pilotos algo inexperimentados, damos fe de ello. Con que no es una cosa que nos deba preocupar si es el primer dron que adquirimos, en tanto que estamos frente a un aparato bastante resistente.
Tratándose de un dron bastante económico, los motores son de escobilla y no brushless, tal y como si lo son en drones con una orientación mucho más profesional, como pueda ser el DJI Phantom, con el que este Syma X8C guarda una semejanza más que razonable. Si bien claro, solo debéis de ver el costo de un Phantom para entender que hablamos de ligas diferentes. En consecuencia, va a ser bastante normal que los motores deban ser sustituidos tras determinada cantidad de empleo. Como solo hemos efectuado dos sesiones, no podemos precisar cuan durables van a ser estos motores.

Adentrándonos en el Syma X8C.

El punto que menos nos ha agradado del Xyma X8C es que los protectores para hélice son bastante enclenques, y tienden a rajarse con sencillez. Nosotros partimos uno y resquebrajamos otro en dos sesiones, en tanto que debido a su diseño, si hacemos un aterrizaje algo brusco, tienden a chocar con la hélice, con el pertinente deterioro de exactamente los mismos.
El fabricante solo incluye cuatro de estos protectores en la caja, más los repuestos son baratísimos, con lo que tampoco es algo muy grave. Todavía de esta forma, nuestro consejo es que si volaremos en zonas abiertas y tenemos ya cierta experiencia volando nuestro Syma X8C, que desmontemos los protectores. Además de esto, si no ponemos el adorno, va a ser algo de peso que ahorraremos y cierta mejora en la ventilación de los motores que vamos a ganar.
Por fortuna para el futuro comprador de este dron en las tiendas en línea existen multitud de repuestos, vamos a poder lograr repuestos de hélices y protectores de nuestro Syma X8C, o bien baterías, motores.

Diseño exterior del Syma X8C Venture.

Syma X8C vien listo para el vuelo. Como se puede ver, dispone de iluminación para poder volar de noche.
El Syma X8C es un cuadricóptero bastante bonito. Ya hemos citado su alto semejante con el DJI Phantom. Dispone de cuatro luces led en colores verde y colorado para poder efectuar vuelos nocturnos o bien en condiciones de baja iluminación. Sus dimensiones son bastante notables, con unos cincuenta cms de ancho y largo, que lo transforman en una alternativa algo más seria que drones como el propio Syma X5C o bien el Syma X12.
Está libre en color blanco con toques de colores azules y colorado, mas asimismo lo vamos a poder adquirir en un atractivo color naranja, o bien en un más muy elegante y violento color negro.
El mando tal vez peca de tener un diseño demasiado simple en 2 colores, que unido al material plástico en el que está efectuado, da la sensación de que estamos más frente a un juguete que frente a un cuadricóptero profesional.

El Syma X8C viene con una caja muy compacta que resguarda bien el aparato y todas y cada una de las piezas, si bien padezca algún golpe a lo largo del trasnporte desde China, como fue nuestro caso.
En lo que se refiere al peso del Syma X8C, tenemos cuatrocientos cincuenta gramos sin los protectores de hélices, batería y cámara. La batería pesa ciento cuatro gramos, la cámara pesa dos gramos y los cuatro protectores suman dos gramos haciendo un total de seiscientos gramos. Si tenemos en consideración que una Xiaomi Yi Action pesa setenta y tres gramos, podemos terminar que es conveniente volar sin protectores ni adornos cuando instalemos una cámara más pesada, a fin de menguar lo menos posible la autonomía de vuelo y la vida útil de los motores con el peso extra. Tal vez de las mejores opciones para reducir peso sea la Mobius Action Camera 1080P HD Mini, que solo pesa unos treinta y ocho gramos y tiene una buena calidad de grabación.

Diferencias entre el famoso Syma X5C y el Syma X8C.

Siendo el Syma X8C el sucesor del renombrado Syma X5C, resulta ineludible preguntarse cuales son las mejoras del nuevo modelo sobre el viejo.
Primeramente, desde la perspectiva del diseño, el Syma X8C es un dron bastante más grande, puesto que pasamos de treinta y uno cms a cincuenta cms de largo y ancho, siendo además de esto más alto.
En consecuencia, el Syma X8C tiene más aspecto de dron profesional que el X5C. Asimismo se pueden ver mejoras en el sistema de ventilación de los motores (precisa asimismo por tratarse de motores más potentes) y en la iluminación, que asimismo existe en la parte superior del drone en el caso del Syma X8C.
Poca diferencia, por no decir ninguna, en el terreno de la grabación, donde la cámara libre es la misma. En tanto que hemos podido descubrir que pese a su aspecto, el Syma X8C incorpora exactamente la misma cámara que su predececesor en un segundo chasis, esto es, una cámara en otra cámara.

Si bien los mandos de radiocontrol de los dos aparatos son muy afines en su manejo, y utilizan exactamente la misma banda de frecuencias (2.4G), el Syma X5C se limita a una distancia que fluctúa entre los 30/50 metros, al tiempo que el Syma X8C parece que tiene una distancia de vuelo de unos cien metros de alcance; si bien no hemos podido aprobar este dato, por temor a perder el control del aparato.
Otra ventaja del Syma X8C sobre el X5C es que siendo un dron más pesado y potente, nos deja instalarle cámaras externas algo más pesadas, si bien la autonomía de vuelo se puede ver algo mermada. Le hemos visto volar con una Daznne P2, y tampoco va a haber inconveniente para levantar una GoPro o bien una Xiami Yi Action, por servirnos de un ejemplo.
Pese a no haber probado el Syma X5C en riguroso directo, si da la sensación de que el Syma X8C es algo más estable en vuelo, si bien su despegue semeja algo más lento.
Por último, el Syma X5C “normal” no dispone de vuelo “headless”o descabezado, al paso que el Syma X8C si dispone de esta función. Un tanto más adelante vamos a explicar que es esto, con lo que de momento solo afirmaremos que hay una versión singular del X5C con modo “headless” que se puede adquirir acá.

Volando con el Syma X8C Venture.

Hay bastantes detalles sobre el manejo del Syma X8C, con lo que intentaremos resumirlos de la manera más simple posible.
La primera curiosidad que uno nota en el momento de iniciar una sesión de vuelo es que si bien el mando trae hueco para seis pilas de 1.5v, en los 2 extremos tenemos 2 pequeñas piezas de gomaespuma que nos señalan que realmente solo debemos instalar cuatro de ellas. ¿La razón de esto? Solo se nos ocurre que Syma haya desarrollado este mando para un futuro modelo con más alcance o bien con una segunda pantalla FPV que si utilice las 2 baterías extras.
El resto del mando de radio control es muy afín al del Syma X5C, si bien con ciertos pequeños cambios, como que el control de la cámara ahora se halla a la derecha de la palanca izquierda, en lugar de en el “hombro” derecho del mando, sitio que ahora se usa para efectuar los giros de trescientos sesenta grados.
Disponemos de exactamente la misma pantalla LCD que nos señala los diferentes niveles de vuelo del dron en todos y cada instante, así sea horizontal, vertical o bien inclinación y giro. Esta pantalla nos notifica asimismo del nivel de batería de la radio o bien de la potencia de la señal que tenemos libre.

El Syma X8C dispone de una pequeña pantalla LCD para revisar la nivelación de nuestro dron a lo largo del vuelo.
Del mismo modo que en el Syma X5C disponemos de 2 modos de vuelo:
El primero es el modo perfecto de vuelo más frecuente, en el que la palanca izquierda se utilizará para decidir la altura de nuestro dron y como timón para hacerlo virar sobre sí mismo (lo que es conocido como Yaw); al tiempo que con la derecha lo vamos a hacer volar cara adelante o bien atrás y combar cara una dirección o bien otra.
En el segundo modo de vuelo se intercambian las funciones “horizontales” de las 2 palancas, y por ende el timón va a estar en la palanca derecha al tiempo que el alabeo lo vamos a tener en la palanca de control izquierdo.

Para movernos de una forma a otro deberemos pulsar el botón ubicado bajo la palanca derecha en el instante del encendido del mando. La pantalla LCD nos notificará del modo en el que estamos funcionado. Para regresar al modo número 1 solo vamos a deber efectuar exactamente la misma operación.
Como en el Syma X5C asimismo disponemos de 2 pequeños botones para hacer un ajuste “fino” de nuestro Syma X8C, para el caso que apreciemos que tiende a irse cara alguna dirección todavía tras la calibración inicial. Estos botones se hallan bajo la palanca izquierda (calibración horizontal que ajusta el alabeo o bien el Yaw conforme el modo perfecto de vuelo) y a la izquierda de la palanca derecha, que se hace cargo de la calibración vertical.
En el momento de comenzar a volar, deberemos realizar la sincronización de nuestro Syma X8C. Para esto, una vez encendido el interruptor que se halla bajo el dron, vamos a encender el mando de radiocontrol y vamos a llevar la palanca izquierda cara su situación más superior, para ahora llevarla cara su extremo inferior. Si lo hemos efectuado apropiadamente, el Syma X8C debería producir un pitido que nos señalaría que estamos listos para el vuelo.

Gracias su giroscopio de seis ejes, vamos a poder efectuar loops de 360 grados con el Syma X8C, si bien requiere cierto manejo del aparato el hacer esta maniobra.
Poco más que decir sobre el manejo, solo que, como resulta lógico, cuanto más llevemos cara un extremo una palanca, más de manera rápida se hará ese movimiento, teniendo presente que sobre el “hombro” izquierdo del mando tenemos a nuestra predisposición un botón para mudar la velocidad entre baja y alta.
En el “hombro” derecho de la radio tenemos a nuestra disposición asimismo un botón para hacer giros de 360 grados; si bien nuestra recomendación es la de no emplearlo salvo que tengamos ya una cierta experiencia de vuelo y estemos volando a una altura conveniente para realizar la maniobra, en caso contrario, las consecuencias podrían no ser las deseadas. Para efectuar esta maniobra vamos a deber pulsar dicho botón y ahora virar la palanca derecha en cualquier dirección.
Si vemos que tras un golpe o bien cierto tiempo de vuelo, el dron se ha descalibrado en sus movimientos horizontales, solo deberemos ponerlo en una superficie plana y llevar las 2 palancas cara su esquina inferior derecha a lo largo de dos o bien tres segundos hasta el momento en que los ledes del Syma X8C parpadeen de manera rápida señalando que se ha llevado a cabo la calibración. Si al contrario, son los movimientos verticales los que no acaban de marchar de forma conveniente, vamos a repetir la operación, mas llevando las 2 palancas cara el rincón inferior izquierda.

En lo relativo a nuestra experiencia de vuelo con el Syma X8C, decir que ha sido bastante buena en general. Si bien con determinada experiencia en vuelos de radiocontrol de aeroplanos no nos costó tanto comenzar a cogerle el manejo a este dron.
Nos semeja un dron muy estable, de reaciones nobles, con un despegue algo lento debido a sus peso, mas que entonces es capaz de volar bastante veloz. Eso si, la rotación sobre sí mismo es de velocidad lenta (yaw), y no es un dron muy explosivo como pueda ser un Phantom, o bien aun un JJRC H16 YiZhan Tarantula, conocido por ser algo más ligero y de reacciones más deportivas.
Es cierto que en nuestra primera sesión de vuelo soplaba un aire bastante fuerte que nos hizo bastante complicado volar a mucha altura, y que nos provocó algún aterrizaje más brusco de lo deseable. En el momento en que se marcha ganando manejo, es un dron bastante polivalente y destinado para pilotos experimentados como para principiantes, si bien en el caso de menores, es conveniente contar con la vigilancia de un adulto, y desde entonces, eludir despegues con el dron en la mano. En lo referente a la autonomía de vuelo, la verdad es que para bien o bien para mal las especificaciones son bastante realistas y el tiempo medio acostumbra a ser de unos 7/8 minutos de vuelo conforme la velocidad que empleemos y el empleo que hagamos de la videocámara.
El punto más negativo en este sentido es la carencia de potencia del cargador incluido en la caja, que nos va a robar tres horas de nuestro tiempo para cargar absolutamente la batería. Si bien el manual afirma que no es conveniente utilizar otros cargadores, pensamos que otro cargador concreto y con un mayor amperaje es más que aconsejable, aparte de varias baterías extra, lo que nos garantiza media hora de vuelo sin demasiados inconvenientes. El Syma X8C dispone de una interesante iluminación para vuelos nocturnos o bien en condiciones de baja iluminación, si bien poco eficiente para vuelo diurno.
Una posibilidad que incluye el Syma X8C es la de volar en modo “descabezado o bien Headless”, función de la que carece el Syma X5C y que puede ser bastante útil en determinadas ocasiones.
Cuando volamos en este modo, la cabeza del dron es ignorada, esto es, no existe parte delantera o bien trasera del mismo. Así, el dron va a volar en exactamente la misma dirección que la palanca del mando de radiocontrol. Si la movemos cara la izquierda, el dron se va a mover a la izquierda, si bien su frontal estuviese en frente nuestra y debiese ir cara la derecha, si movemos la palanca cara adelante, el dron se distanciará, y si la movemos cara atrás el dron va a volar hacia nosotros, independientemente de la dirección de vuelo que llevase hasta ese instante. Todo los movimientos se efectuarán basándonos en la situación del conduzco.

Detalles del conjunto motor/hélice del Syma X8C.

Este modo es bastante interesante cuando hemos perdido el control o bien la orientación de nuestro dron y queremos hacerlo volver de cualquier modo. Por otra parte, no es nada aconsejable cuando estamos grabando vídeo, puesto que difícilmente vamos a saber en que dirección puede estar apuntando la cámara.
Para activar el modo perfecto “headless” vamos a deber pulsar a lo largo de dos segundos el botón ubicado en la esquina izquierda y que asimismo nos servía para alternar entre las 2 velocidades libres. Una vez pulsado, la radio emitirá ocho pitidos que nos señalarán que volamos “sin cabeza” mientras que las luces led del Syma X8C parpadearán a lo largo de cuatro segundos. A lo largo de este modo vamos a poder continuar utilizando dicho botón para mudar de velocidad y solo deberemos regresar a pulsarlo a lo largo de unos segundos a fin de que un pitido largo nos indique que hemos vuelto al modo regular de vuelo.

El X8C como dron para vídeo y fotografía.

El Syma X8C incorpora una cámara de dos MP que cumple a nivel principiante, mas no para cualquier trabajo de carácter semiprofesional o bien avanzado.
Como ya os hemos adelantado, la cámara del Syma X8C es exactamente la misma que la utilizada en el Syma X5C, o bien por lo menos eso es lo que se afirma en otras webs consultadas. La cuestión es que estamos frente a una cámara de 2MP que es bastante mejorable. La calidad fotográfica es bastante regular, y como videocámara, la calidad es pasable, graba a 720p@30fps; mas adolece de un efecto “gelatina” que estropea bastante la grabación.

La cámara se puede regular en múltiples ángulos de forma fija, mas solo son tres situaciones que limitan bastante las posibilidades (cara adelante, treinta y sesenta grados). Además de esto, tiende a moverse si efectuamos un aterrizaje brusco, con lo que es recomendable comprobar la situación deseada ya antes de comenzar un nuevo vuelo.

Por fortuna para el futuro comprador de este dron, el Syma X8C tiene potencia suficiente para volar con cámaras algo más pesadas que la que trae de serie, si bien la autonomía de vuelo se va a ver algo perjudicada en dependencia del peso añadido. No pocos son los usuarios que han añadido un gimbal para amoldar una cámara externa como la GoPro o bien la Xiaomi Yi Action. 2 de los modelos más utilizados por su relación calidad/peso son la Mobius Action Camera 1080P que os enlazamos al charlar del peso de este dron y la ochocientos ocho NO.16 V3 HD, considerablemente más ligera y asequible, y que por unos cuarenta euros nos da una calidad de vídeo superior a la que trae de serie el Syma X8C.

MODS PARA EL SYMA X8

La comunidad no ha tardado en amoldar ciertos Gimbals para instalar cámaras externas como la Mobius.
Afortunadamente para los “modders”, los trenes de aterrizaje del Syma X8C tiene una altura de 95mm hasta el suelo que deja montar cualquier gimbal así como su pertinente cámara deportiva.
Para llevar acabo una foto vamos a deber pulsar el botón ubicado a la derecha de la palanca izquierda del mando cara arriba, al paso que si lo pulsamos cara abajo comenzará a grabar vídeo, y va a parar cuando pulsemos otra vez cara abajo. El Syma X8C viene con una tarjeta Micro-SD de 4GB para guardar nuestros vídeos y un fácil lector de tarjetas con adaptador USB para pasar el material grabado con sencillez nuestro computador.Lector de tarjetas incluido en el bulto con adaptador USB.Acá tenemos al Syma X8C al lado de una de nuestras deportivas preferidas, la Xiaomi Yi Action Camera.
Os dejamos con un vídeo grabado desde la propia cámara del Syma X8C, donde vamos a poder ver la calidad de vídeo, el mentado efecto “gelatina o bien jelly” y donde vamos a poder estimar asimismo la estabilidad del dron cuando el viento no es fuerte como los movimientos de yaw (rotación).

El Syma X8C es una enorme opción para todos los que deseen introducirse en el planeta de los cuadricópteros con determinadas garantías. Tiene unas dimensiones y un nivel de potencia más que buenas para un aparato que se puede lograr por unos sesenta y cinco euros en las tiendas chinas.

La calidad de vuelo es bastante buena, con un manejo que se aprende veloz y una buena estabilidad en vuelo, salvo cuando tenemos viento fuerte. Es esencial tomarse cierto tiempo en aprender a calibrarlo y afinarlo apropiadamente, puesto que repercutirá para bien en la sencillez de manejo y estabilidad. Si queremos tener cierta experiencia ya antes de adquirir un dron de estas dimensiones, siempre y en toda circunstancia podemos coger confianza con un mini dron como el Cheerson CX-10 del que os charlamos en su instante.

No hay duda de que no es el dron más deportivo y explosivo del mercado, mas eso no quiere decir que no pueda ser diligente y ameno cuando se tiene cierta experiencia. Además de esto, siendo un dron bastante estable, es excelente si se acompaña de un gimbal y una cámara deportiva aceptable como solución de vídeo de bajo coste; en tanto que por unos 150 euros (Dron, gimball, 808 NO.16 V3 HD y baterías extras), vamos a poder tener un equipo interesante para efectuar fotografía y vídeo aéreo, sin recurrir a los 600 euros o bien más que nos costaría un dron profesional como el Phantom.

No vamos a tener libres opciones considerablemente más elitistas libres en los drones más costosos, como el GPS, el modo perfecto de retorno automático, una aplicación para supervisar la cámara o bien un modo FPV. Mas de nuevo, debemos rememorar que no se pueden solicitar peras al olmo, y que hablamos de un dron ubicado en el segmento de los cien euros.
Para terminar, vamos a hacer un resumen de los beneficios y también inconvenientes.

Ventajas

Cuentas con un dron de buena relación calidad en frente de coste, que está construido de forma resistente y no pesa mucho.
La estabilidad es buena por norma general, con un mando realmente bien construido, cámara incluida y con posibilidad de poner mejor cámara si quieres, una mejor, Los repuestos vienen ya en la caja y los auxiliares son bastante económicos.

Inconvenientes

En detalles como los protectores de hélices de gran debilidad, o bien una cámara de 2 mp, se aprecia el que es un dron económico.
Aparte de esto no es un dron capaz para volar con vientos fuerte y su cargador tiene poca potencia.

Deja un comentario